• Home
  • Blog
  • ÁCIDO HIALURÓNICO EN ODONTOLOGÍA, NUESTRO MEJOR ALIADO

ÁCIDO HIALURÓNICO EN ODONTOLOGÍA, NUESTRO MEJOR ALIADO


La odontología es la ciencia que se encarga del estudio, diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades que afectan al aparato estomatognático. Este abarca todo lo compuesto por los dientes, la cavidad oral, los maxilares, los músculos, la piel, los vasos y los nervios de esa parte del cuerpo. A lo largo de los años hemos venido incorporando a nuestra práctica diaria nuevos tratamientos, nuevos medicamentos, nuevas tecnologías, y desde hace unos años, el famoso ácido hialurónico ha entrado con fuerza en nuestra práctica diaria.

Ácido hialurónico es una molécula natural, es un polímero lineal constituido por unidades estructurales disacáridas (ácido D-glucorónico + N-acetil-D-glucosamina).

El cuerpo humano contiene aproximadamente 15 gramos de ácido hialurónico y la mitad está en la piel. Presenta excelencia tolerancia, no es inmunogénico y tiene propiedades higroscópicas (capacidad de absorber agua). Un tercio del ácido hialurónico total del cuerpo se recambia diariamente.

Estos son los requisitos por lo que le hace un material seguro:
  • Es inocuo, mínimo riesgo de alergia y efectos secundarios
  • Técnica de inyección sencilla
  • No migra
  • Duración adecuada (4-12 meses)
  • Antídoto y manejo de efectos secundarios.

CAMBIOS ESTRUCTURALES DEL ENVEJECIMIENTO FACIAL

Inevitablemente, según van pasando los años, existen cambios estructurales de envejecimiento facial por planos. Estos planos son, el óseo, muscular, ligamentos, compartimientos grasos, tejido conectivo y piel. Estos cambios son variables, individuales y no se producen de forma sincronizada.

A nivel óseo el esqueleto se expande continuamente, hasta los 40 años aproximadamente, que comienza una reabsorción. Esta es variable según las áreas faciales. Habrá una reabsorción del maxilar superior, mandíbula, orbita y zona piriforme. Existen cambios en las estructuras del tejido blando, con un aumento en la laxitud de los ligamentos de retención facial. Habrá una mayor reabsorción en pacientes con pérdida de piezas dentales. Esta reabsorción no es uniforme y es mayor en el hueso maxilar que en el hueso cigomático.

A nivel de tejidos blandos, existe una atrofia muscular y ligamentosa. En la cara existen músculos agonistas y antagonistas. Tenemos músculos de la mímica y la masticación que se atrofian y se debilitan con la edad. Los movimientos repetitivos son, en parte, responsables de las líneas de expresión a nivel facial.

Con este pequeño resumen queremos que entendáis que la odontología está estrechamente ligada a belleza y el envejecimiento. Una sonrisa bonita no solo lo conforman unos dientes blancos y bien colocados. Los odontólogos analizamos las sonrisas de forma minuciosa teniendo en cuenta el resto de las estructuras de la cara. La armonía facial es fundamental para el éxito de nuestros tratamientos.

ENVEJECIMIENTO DEL TERCIO INFERIOR FACIAL

Los cambios en los distintos compartimientos como la atrofia de los compartimientos grasos, reabsorción ósea y aumento de laxitud cutánea hacen que a un tercio de las mujeres entre los 46 y 64 años les gustaría cambiar la zona de la línea mandibular.

Los odontólogos, podemos ayudar con nuestros tratamientos dentales a embellecer el rostro, no obstante, hay ciertos aspectos que mejoramos mucho con la ayuda de ácido hialurónico.

Os pondré una serie de ejemplos:
  • Una sonrisa bonita solo se consigue con una boca sana, sin caries y con las encías sanas. De ahí la importancia de tratar la salud primero. Si buscas una sonrisa bonita no solo hay que fijarse en los dientes. Las encías y los labios forman parte de ella. Una boca sana con cualquier tratamiento estético dental se puede mejorar dando un poco de aumento de labios con ácido hialurónico. Simplemente podemos hidratar y dar forma al labio, conservando la anatomía natural para que luzca más la sonrisa.
  • No sirve de nada hacer un blanqueamiento, si el paciente tiene una atrofia del maxilar con un labio hipotónico que al sonreír o al estar en posición estática no enseña los dientes. Con el ácido hialurónico podemos dar “vida” a esas estructuras que se han caído con el paso de los años. Por ejemplo, damos volumen, hidratación o contorno a ese labio envejecido que no nos deja enseñar los dientes. Damos volumen a esos surcos nasogenianos producidos por la reabsorción ósea tanto natural como por la pérdida de hueso debido a alguna ausencia dental.
  • Con ortodoncia podemos alinear dientes y modificar mordida, todo ello contribuye, además de corregir problemas que pueden aparecer en un futuro, a mejorar estéticamente, que habitualmente es lo que la mayoría de los pacientes buscáis. Desgraciadamente, cuando tratamos a adultos, solo con la ortodoncia y otro tipo de tratamientos estéticos dentales, no nos quedamos satisfechos al 100%. Los problemas estructurales óseos de base o los debidos al envejecimiento, los podemos tratar fácilmente con ácido hialurónico. Usamos este material de relleno como coadyuvante a nuestro tratamiento odontológico evitando grandes cirugías.
  • Pacientes con pérdida de piezas dentales y atrofia severa del maxilar, aún colocando una prótesis dental adecuada, vemos signos del envejecimiento acentuados por esa pérdida ósea. Con el ácido hialurónico damos volumen en esas zonas donde ha desaparecido el hueso y conseguimos un tratamiento perfecto tanto funcional como estéticamente. Es un tratamiento sencillo que en una sola sesión se ve el resultado. Antiguamente hacíamos grandes reconstrucciones óseas mediante cirugías agresivas para conseguir ese volumen, sin embargo, ahora lo hemos simplificado.
Como conclusión, podemos decir que, en odontología hemos incorporado en nuestra práctica diaria tratamientos para mejorar estructuras anatómicas importantes en nuestros tratamientos. La utilización de ácido hialurónico es un complemento para lograr el diseño armónico de la sonrisa, es el tratamiento apropiado para lograr resultados más estéticos en labios y tejidos blandos periorales, fundamental para terminar los casos de diseño de sonrisa.

Si tienes dudas, llámanos. Estaremos encantadas de atenderte. ¡Nos vemos pronto!



(corrección de problema esquelético mandibular con ácido hialurónico)



(diferencia entre rostro joven y rostro envejecido. Pérdida de estructuras óseas, debilidad muscular y laxitud ligamentosa, desplazamiento de los compartimientos grasos…)

"Trackback" Enlace desde tu web.