Carillas Dentales


¿Podemos mejorar la sonrisa con carillas dentales?

  En ocasiones, el mal estado de nuestros dientes puede generarnos inseguridad e incomodidad al relacionarnos, aparición de complejos, etc. Os queremos explicar una opción para conseguir una sonrisa más bonita. ¡Carillas dentales!

Las carillas dentales son unas finas láminas que se adhieren al diente para mejorar su aspecto.

  Su objetivo no es el de mejorar la funcionalidad de las piezas dentales, solo el de darles otro aspecto.

Las carillas dentales son láminas que se fabrican a medida de cada persona con el fin de que tenga la mayor naturalidad posible al ser colocados junto al resto de dientes.
 

¿No te gusta tu sonrisa o la forma de tu diente?

 
La colocación de carillas sirve para cambiar el color, para corregir la forma de nuestros dientes, tanto si están torcidos, desgastados a causa del bruxismo o si tienes diastemas (dientes separados).  

El tratamiento consiste en pulir mínimamente la superficie del diente para dar espacio a la carilla deseada.

Tipos de carillas:


COMPOSITE:  

También llamadas carillas de resinas compuestas, es la alternativa más rápida al no tener que contar con el proceso de diseño en el laboratorio puesto que se realizan manualmente en la propia clínica.

  Con el composite se consigue mejorar la estética y naturalidad con el máximo respeto a los propios dientes. La confección de este tipo de carillas, se realiza mediante la colocación de capas de resinas compuestas que se modelan artesanalmente sobre los propios dientes dándole la forma deseada. Además, el especialista en estética dental, debe ser capaz mediante tintes y colores, de darle la similitud y el mimetismo de los demás dientes adyacentes.

  Entre las ventajas de este tipo de tratamiento cabe destacar que se realizan en una sola sesión y es más económico que los tratamientos con carillas de porcelana, aunque pueden ser menos duraderas que los otros tratamientos de laboratorio.

  POCELANA:

  Las carillas hechas de porcelana son finas piezas de porcelana que se utilizan para recrear el aspecto natural de los dientes, son muy resistentes a la abrasión, al desgaste o a la fractura. Tanto su color como su forma no varía con el paso del tiempo, dos grandes ventajas de este tipo de carillas.

  Las carillas de porcelana son de mayor calidad que las de composite, por lo que necesitan muy poco o ningún mantenimiento por parte del dentista. Se crean mediante un sencillo proceso en el laboratorio en función a las necesidades estéticas que queramos obtener y si son necesarias, realizaremos las pruebas oportunas para que tu satisfacción sea máxima y logres tu objetivo.

  Tienen mayor durabilidad que las de composite y, además, aportan un color y brillo más natural.

Además de las carillas dentales, existen otro tipo de tratamientos para mejorar la sonrisa. Solemos usar la combinación de varios para lograr el resultado perfecto.

No dudes en llamarnos, te haremos un diagnóstico personalizado.

 

Etiquetas:, , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.