REENDODONCIA


¿Diferencia entre endodoncia y reendodoncia?

La reendodoncia es la realización de una segunda endodoncia en una misma pieza dentaria. Por lo tanto, empezaremos explicando que la endodoncia es un tratamiento dental que consiste en eliminar del interior del diente los tejidos dañados, es decir, el nervio, la arteria y la vena que ocupan el interior del diente. Para ello se limpian los conductos radiculares y después se rellenan con una sustancia que evita la permanencia de gérmenes en su interior, o un nuevo desarrollo de más gérmenes. Este relleno permite un sellado biológico de los conductos del nervio conservando así la pieza dental sin necesidad de extraerla. Mediante este proceso conseguimos no perder la pieza dental. Ser conservadores nos garantiza la confianza de nuestros pacientes y el éxito de nuestros tratamientos

¿Por qué hay que hacer reendodoncias?

Este tratamiento se realiza cuando fracasa una endodoncia. Cosiste en limpiar el material de relleno, llamado gutapercha, desinfectar y volver a rellenar el conducto. Lo primero de todo es valorar la posibilidad de reendodonciar una pieza. Cuando una endodoncia fracasa habrá que ver cual es el motivo. El motivo fundamental es la proliferación de bacterias alrededor de la raíz del diente. Al hacer una endodoncia, se extrae el nervio del principal canal radicular, no obstante, la raíz tiene conductos laterales microscópicos los cuales son imposible obturar. Si queda alguna bacteria en algún conducto, con el tiempo puede llegar a dar problemas de infección. Estos son los casos adecuados para realizarla, ya que simplemente volviendo a limpiar se soluciona el problema. Es muy importante diagnosticar bien, ya que, si hubiera alguna fractura o fisura en la raíz del diente, la reendodoncia no soluciona el problema.

¿Apicectomía o reendodoncia?

La apicectomía consiste en la amputación del ápice (final) de la raíz de un diente. Habitualmente la infección se localiza en el ápice de las piezas dentarias, por lo tanto, una opción es su amputación. No se puede elegir entre un tratamiento u otro, ya que al realizar una apicectomia es necesaria una reendodoncia para garantizar el éxito del tratamiento. Hoy en día se realizan pocas apicectomías, ya que tenemos los implantes dentales que no dan buenas garantías de éxito.

¿Reendodoncia o extracción?

Desgraciadamente no siempre es posible salvar una pieza dañada. Hay ocasiones en la que te recomendaremos la extracción de la pieza dental en lugar de su tratamiento mediante endodoncia. Hacer un buen diagnóstico aumenta el porcentaje de éxito de la reendodoncia.

¿Cuando realizamos la extracción?

  • Insuficiente soporte periodontal o gran movilidad de la pieza.
  • Imposibilidad de restaurar el diente: sería inútil realizar endodoncias en dientes que no pueden ser restaurados adecuadamente
  • Diente inadecuado para la instrumentación: las mejoras en instrumentos como las limas para reendodoncia, técnicas y materiales han reducido enormemente las situaciones clínicas en que el tratamiento de conductos no es posible. Pero siguen existiendo situaciones límite en las que no hay posibilidad físicamente de realizar este tratamiento.
  • Diente no estratégico: como molares del juicio por ejemplo.
  • Fractura vertical: la fractura vertical siempre debe tratarse mediante la extracción dental.

¿Rendodoncia o implante?

Cuando tomamos la decisión de no hacer la reendodoncia y hacer la extracción, la recomendación siempre será reponer la pieza perdida, habitualmente con un implante o en su defecto, con un puente dental.

Reendodoncia y complicaciones:

Como hemos venido explicando, la reendodoncia es la realización de una segunda endodoncia tras una infección. Todo tratamiento tiene sus riesgos y la reendodoncia no iba a ser menos. El mayor riesgo de este tratamiento es el debilitamiento del conducto radicular con la posibilidad de fractura radicular. Se puede hacer una reendodoncia multtirradicular o uniradicular, la diferencia es que los molares multirraduculares presentan los conductos más estrechos, y el tratamiento en más complejo y menos predecible. Al hacer una reendodoncia suele haber dolor posterior, lo cual no significa que haya infección después de la reendodoncia, ni que ponga en peligro la efectividad de la reendodoncia. No obstante, os dejamos las recomendaciones de nuestros doctores:

Cuidados tras una reendodoncia:

  1. Mientras dure la anestesia evite morderse los labios y la lengua, podría hacerse heridas sin darse cuenta. No recomendamos comer nada hasta que no se pase la anestesia completamente.
  2. Al terminar el tratamiento el odontólogo le recetara medicación por si hubiera dolor o inflamación que pueden durar generalmente entre 2-7 días.
  3. Podrá ser necesario un antibiótico para que el tratamiento tenga éxito.
  4. Tras la reendodoncia, se le pondrá un empaste provisional unos 7 días.
  5. Evite masticar por esa zona durante unos días hasta tener realizada la reconstrucción definitiva, sobretodo alimentos duros o que se puedan adherir al diente tratado.
  6. Tras el tratamiento, podría notar dolor incluso inflamación en la zona y la cara, no se asuste, siga las recomendaciones.
  7. Si tiene cualquier duda podrá encontrarnos en el teléfono 626 24 19 82.

PREGUNTAS FRECUENTES:

¿Cuántas veces se puede reendodonciar un diente?

Se puede reendodonciar las veces que queramos, no obstante, si hemos realizado este tratamiento una vez y ha fracasado, probablemente la extracción de la pieza dental es inevitable.

¿Cuántas sesiones se necesitan para hacer una reendodoncia?

Habitualmente, la reendodoncia es un tratamiento que se realiza en varias sesiones. Entre sesión y sesión, se deja medicación intraconducto para que el tratamiento sea más predecible.

¿Cuándo te hacen una reendodoncia, suele doler los días posteriores?

Como hemos comentado, suele molestar los días posteriores al tratamiento, por lo tanto se recomendará medicación.

Etiquetas:, , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.